Entrenamiento funcional


El entrenamiento funcional es una modalidad de entrenamiento físico que permite trabajar de forma equilibrada fuerza, velocidad, volumen y capacidad muscular, tonificación y forma física general. Este tipo de entrenamiento combina ejercicio tanto aeróbicos como anaeróbicos y suele organizarse en forma de circuito de ejercicios a una intensidad media alta en la que se trabaja durante su hora u hora y media de duración todo el cuerpo.

En artes marciales, el entrenamiento funcional es un entrenamiento que mejora la forma física y la capacidad de reacción y resistencia del atleta. En Taekwondo en particular, el entrenamiento funcional se llama, en coreano, dallyon, y es uno de los cinco pilares del ciclo de aprendizaje y ejercitación del taekwondista o atleta. Para personas que no practican artes marciales, el entrenamiento funcional es una forma divertida, completa y variada de ganar capacidad física, resistencia y tonificar el cuerpo. Cada clase es diferente y trata de combinar ejercicios distintos, lo cual lo convierte en una actividad entretenida y una forma completa de tener contacto con el deporte y conocer los límites, a fin de superarlos, del propio cuerpo.

Actualmente se ha puesto de moda en Barcelona la práctica de entrenamientos funcionales en salas, gimnasios y en el espacio público urbano exterior. Es, precisamente, lo que practican todas esas personas que en grupo hacen ejercicios en la playa o en el parque y responde a la práctica de una gimnasia intensa.